mayo 18, 2018

Cielo nocturno en mayo - Hemisferio sur

En marzo publiqué un artículo comentando la cercanía de Júpiter a las tenazas de la Constelación de Escorpio, planeta que era —y es— fácilmente ubicable en el cielo nocturno, dada su cercanía a una constelación que tantas veces encontramos por azar en la noche, quizás sin conocer su nombre.

Dos meses después, noté que a partir de las 22h, un punto rojo brillante —nuevamente— cerca a Escorpio, se alzaba por el SE. Revisando el software planetario C2A para salir de dudas, descubrí a Saturno, Plutón y Marte cruzando la cabeza de Sagitario. Ese punto resultó ser Marte, pero más temprano se distingue Saturno. A Plutón todavía no he podido cazarlo.

Encontrar la Constelación de Sagitario es sencillo, basta con visualizar a la Constelación de Escorpio, después nos enfocaremos en lo que sería el aguijón del escorpión, formado por una línea recta de tres estrellas (no se confundan con las tres estrellas que forman la cabeza y las tenazas). Frente a esta cola (que en realidad es parte del abdomen del artrópodo), se encuentra Sagitario.

Al lado derecho está el mapa estelar para ayudarnos con la búsqueda de estos planetas.

Después de preparar un café arábigo con una cafetera italiana (moka), o de tener listas las palomitas; es tiempo para sentarse en algún lugar oscuro desde donde se aprecie Sagitario, abrazar a la parejita y disfrutar del ballet planetario...

1 comentario:

  1. Siiiii, café!!!! Tenazas!!! Planetas!!! Parejita!!!

    ResponderEliminar