marzo 25, 2013

Crisis Inmobiliaria: Origen

A la crisis inmobiliaria que atraviezan algunos países de occidente, también se le conoce como crisis financiera, crisis mundial, crisis económica, etc. Hay esta confusión de términos porque el sector inmobiliario es clave en el desarrollo de un país; involucra abundante mano de obra, capitales de inversionistas, adelantos, créditos, hipotecas y más. Pero dejemos que los siguientes videos nos ilustren cláramente esta crisis en España.

Para mi, como peruano que vivió los años del desastroso primer gobierno de Alan García, no puedo menos que condolerme por los efectos que la crisis está causando en España; aunque en Perú la tuvimos peor, eso ni qué dudarlo. Realmente AG fué el peor presidente de la historia peruana ¡Qué sujeto para más inútil!
Hay un segundo video que bien puede aplicarse a perulandia, como es el caso de las inversiones en infraestructura (Minuto 1:15).
¿Qué les pareció? Muy buenos videos, explican muy bien el pasado y presente de la crisis en españistán. La de Estados Unidos tiene otra génesis, pero ya la explicaré en otro artículo.

marzo 07, 2013

Calzado para todos los años

El mundo de la moda es muy dinámico, pero no por amor al arte; es más bien, como lo dice cierto proverbio: no es por amor chancho, sinó a los chicharrones. Pero hay tiendas de "moda" que no siguen este precepto y no porque sean buenos samaritanos.

Lo comprobé de forma casual, en una de mis rápidas visitas a la sección de calzado femenino. Les diré, en el 2012 tomé algunas fotos de zapatos de temporada; al siguiente año regresé a esa misma tienda ¿Y qué creen? Encontré la misma "moda" en los calzados.

A través de varios meses de observación y vagancia por los centros comerciales y tiendas de moda, descubrí que la tienda en mención, en mi opinión, es la que ostenta el título de tener la peor colección de calzado femenino.

 
No me conformé con visitar una tienda de esta transnacional, visité otra de sus tiendas en la misma ciudad y descubrí los mismos zapatos, aunque con cierta variedad adicional. Atención, no con mejor diseño, sólo con más variedad.

Entonces cruzó por mi mente, la idea de que un hombre no puede ser crítico de los zapatos que usa el sexo opuesto, al no sentir ni pensar como ellas y también por no usar el referido calzado.

Fué cuando consulté con una femme recién llegada de Europa, del mismo centro de la moda, que aunque pudiera no tener los mismos gustos de las mujeres que viven en Perú, definitivamente me daría más alcances sobre los calzados exhibidos, en aquella tienda y en las demás.

Pero no todo tiene que ser malo para estos zapatos, también hay calidad en ellos; calidad que se mide por su larga duración a pesar del uso. Pero en moda ¿Cómo se puede usar un zapato tanto tiempo? Si las mujeres cambian de vestido para cada fiesta, ya resulta contradictorio.

Sin embargo, Tangüis, la marca peruana de zapatos fabricados para la mujer que no se viste a la moda, tiene acabados muy buenos; las costuras, el material de cuero, la evilla y demás, realmente son de primera. Al verlo, me admiro y me alegro de que en Perú se fabriquen tan buenos zapatos, a diferencia de los chinos, que son malos y se rompen con facilidad.

Al respecto, esta femme me comentó que en Europa, el material de cuero no era tan apreciado en el calzado de moda, porque los zapatos en ese continente no están diseñados para que duren más de una temporada, a la siguiente van a calzar la nueva moda. Me pareció razonable su punto, y creo que por estos lares, también el cuero es mirado con respeto pero no con admiración.

Ella y yo salimos a la búsqueda de toda la oferta en calzados de la ciudad. (Lo que es tener tiempo de sobra...). Decidimos preparar un ranking entre todas las grandes tiendas que están en varias regiones del país y que pudimos visitar:
  1. Riplay: ¡Me fascina Riplay! Precios altos.
  2. Estilos: Bueno, bonito y barato, sin exquisiteces o mayor diseño, lo suficiente.
  3. Oeschle: Pocos modelos, precios un poco altos, algunos son económicos y muy duraderos.
  4. Saga Falabella: Si te vi... no me acuerdo.
Claro, de gustos y colores, no han escrito los autores. Es una apreciación personal.

Tampoco es que yo sea un tipo fashion o una especie de Giorgio Armani en potencia, sólo soy un aficionado que trata de vestirse bien, comprando en las baratas, siempre con buenas marcas y calidad.

Tío Cosa
No quiero ser injusto con esta tienda, sólo agregaré que sus zapatos no se le verían bien ni a Frankestein, Chewbacca o al Tío Cosa, si es que llegas a verles los pies a ese tío. Ergo, el público objetivo de estos zapatos debe ser aquel que no está dispuesto a vestir a la moda, sinó a aquel público femenino que no desea andar descalzo.

Que suerte de la tal Medusa, al tener una cola de serpiente en lugar de piernas, porque si esos zapatos hubieran exisitido durante ese mito... ¡Joder! Les aseguro que a ella le obligarían a usarlos para aumentar su desgracia.

Espero que nuestros amigos de la citada tienda no se ofendan y tengan a bien aceptar esta crítica, quizá un poco socarrona, pero sincera, porque: ¡Viejo! Si yo veo a mi novia con esos zapatos, me hago el que no la conozco.

Yo pido comprensión a las mujeres (y hombres)  que tienen y visten estos zapatos, ustedes entienden que el objetivo es distraerse unos minutos, por su puesto, a expensas de sus calzados, no de los míos.

Y para consuelo de Saga Falabella, cerremos el tema con las zapatos pezuñas más bellos del mundo, que al menos son de cuero... Tangüis: ¿Cuándo los tendremos a la venta en Perú?

marzo 02, 2013

Perú a 5,000 metros sobre el mar

Alpaca bebé
Les presento una colección fotográfica que tomé durante un breve viaje a las alturas de la Cordillera de los Andes en febrero del 2,013, en la época conocida como temporada de lluvias.

En esta oportunidad rompí mi anterior record de escalada, llegando hasta los 4,910msnm; y como ya suponen, sólo los últimos 150m los hice a pie, pero demoré más de una hora. Y es que no es fácil asecender por las pendientes, atravesando un deslizamiento reciente, con grandes rocas afiladas, con ese barro que se adhiere al botín y la escasez de oxígeno que me obligaba a descansar constantemente.