mayo 05, 2012

Perú: Marca País en el contexto mundial

En Perú existe un creciente nacionalismo que a veces me parece chauvinismo. Muchos peruanos  creen que Perú es el mejor país del mundo, que Europa es una potencia en decadencia y que Perú estará por encima de ellos en muy corto plazo. Sin mencionar que cada éxito [y a veces sin ningún éxito] que tiene un peruano en el exterior, es considerado por los compatriotas como algo que sólo los peruanos pueden hacer.
Lamentablemente, la gran mayoría de peruanos no han viajado por Europa [o al menos a Chile] para notar la radical diferencia en la calidad de vida. No se han percatado que el sistema judicial en el Perú es totalmente ineficiente, que la informalidad es tan alta como antes, que el sistema educativo es de los peores del mundo, etc.
¿Pero cuál es la percepción que tienen los extranjeros sobre el Perú? En un informe reciente aparecido en América Economía tienen la respuesta.
(...)Gustavo Koniszczer, de FutureBrand, la empresa estadounidense de asesoría en branding y una de las que más han estudiado la importancia de la marca país para promoción de las actividades económicas. Todos los años, desde 2004, encarga una encuesta a 3.500 viajeros de 14 grandes mercados y realiza 12 focus groups en distintas ciudades del mundo, para estudiar la valoración que la opinión pública global hace de los distintos países del mundo. El estudio, que en esta ocasión entregó en exclusiva para AméricaEconomía, formula una serie de preguntas sobre la valoración que las personas hacen sobre los países del mundo en distintos atributos, los que se clasifican en cinco dimensiones: turismo, patrimonio y cultura, clima de negocios, calidad de vida y sistema de valores (tolerancia, apertura, libertades públicas, y otros valores reconocibles). Estas categorías son las que determinan un índice de valor de marca país o Country Brand Index (CBI) de 113 países del mundo.
El ránking global de CBI 2011 lo lidera Canadá, que mantiene esa posición por segundo año consecutivo. Le siguen Suiza, Nueva Zelanda, Japón y Australia. Estados Unidos, el país que ocupaba el primer lugar, ha retrocedido hasta el sexto lugar, debido al impacto de la crisis financiera. Tras él viene gran parte de los países europeos y Singapur.
Con su salto, Brasil superó a Argentina, que está en el 32 (+1), y a Chile, en el 34 (+6), que el año pasado ya había tenido un salto de 19 posiciones gracias a la gestión post terremoto y el rescate de los mineros. Más atrás están Perú en el 44 (+3), México en el 47 (+1) y Uruguay en el 50 (+3). Por su parte República Dominicana llegó al lugar 55 tras una caída de 17 posiciones. También caen Cuba, Ecuador, Venezuela y Colombia. Como se trata de un ránking, con posiciones relativas, muchas veces la razón de una caída es porque no ha habido avances.
Las marcas más débiles de la región son Bolivia (96), Nicaragua (100, -2), Paraguay (106) y El Salvador (109, -4). En ellas se combinan un muy bajo nivel de conocimiento con algunos atributos reconocibles, pero que no son del todo positivos (guerra, corrupción, inestabilidad política).
Perú, por su parte, es percibido como el cuarto país con mejor patrimonio cultural del planeta, sólo superado por Italia, Francia e Israel, y por sobre potencias como Grecia y Egipto. La imagen de Machu Picchu y la cultura inca es la mayor fortaleza del país sudamericano, el cual tiene de lejos la mejor percepción de cualquier país latinoamericano en una de las categorías que componen el CBI 2011. Perú es fuerte en los subindicadores de Historia, Belleza Natural, Arte y Cultura y Autenticidad. Son logros obtenidos gracias a un trabajo realizado años atrás, específicamente en 2006.
Sincerando el tema, Perú no es percibido como el mejor país del mundo, de hecho no lo es. Tiene una cultura heredada por los antiguos pobladores de esta región, es decir, el mérito es para los antiguos habitantes, no para los actuales. Perú sin su pasado es nada, pero al agregar esta tradición milenaria es que se hace conocido.
Al peruano sólo le queda tratar de igualar lo que hicieron los Incas, Chancas, Tiahuanacos, etc., etc., etc. Espero que antes de 30 años, vea un país peruano construido por sus actuales habitantes, que sea conocido por sus logros actuales y no por un pasado glorioso ya lejano y que no parece volver. La macroeconomía no lo es todo; la calidad de vida, el nivel de felicidad y la institucionalidad, es lo que falta desarrollar y hay mucho por hacer en esto, como para estar pensando que el Perú es lo mejor del mundo.

mayo 02, 2012

Obras de Odría en Tacna

Leyendo la Edición Sur N° 9 (agosto 2011) de la revista Muchapinta, encontré un interesante artículo histórico sobre el pasado de Tacna. El artículo se titula "Tacna en una Medalla", donde se rescata del olvido a las medallas acuñadas para promocionar las obras realizadas en el Gobierno de Manuel A. Odría por la ciudad de Tacna.

Dada la ignorancia del actual poblador tacneño y ese afán por elegir autoridades incompetentes, es que les copio algunos párrafos del mencionado artículo, para que nos sirva de orientación en las próximas elecciones:
(..) Entonces se celebraban las bodas de plata (1954) de la reincorporación de esta provincia al Perú. En compensación, Odría, inaguró durante cinco días continuos obras que costaron cerca de 240 millones de Soles de la época. Salvo la aristocrática Lima, en el oncenio de Augusto B. Leguía, ninguna otra urbe peruana conoció tamaña inversión en obras públicas.

"Tacna, en toda circunstancia y oportunidad, tuvo fe en los destinos del Perú y cuando se reincorporó a la Patria, supo esperar para que atendieran sus necesidades, se resolvieran sus problemas, se diera satisfacción a sus justas aspiraciones, sin raclamar privilegio alguno, a pesar de que bien lo merecía en compensación a su largo martirologio.

Ha tocado a mi gobierno la satisfacción de pagar esa deuda de honor y como soldado y gobernante, me siento muy satisfecho de haber cumplido con este deber muy grato para mi, como lo es también para todos los peruanos...", dijo Odría ante una multitud que con el pasar de las horas se multiplicó a más de 20 mil almas.

La generosidad del mandatario por la ciudad se materializó en un moderno hospital, una catedral, dos grandes unidades escolares, un estadio, un aeropuerto, dos conjuntos habitacionales, una estación de radio, (...) pavimentó sus calles, le dió carreteras, el canal Uchusuma, que hasta ahora es vital para la red de agua potable y la agricultura de la ciudad y un complejo fronterizo. (...)

Por cada una de estas obras, el presidente encargó al tallador francés [Pelletier] de la Casa Nacional de la Moneda, esculpir una medalla. (...)

El presidente se preocupaba por entregar obras conclusas. Cuenta la anécdota, que en esos días de fiesta, el General se negó a inaugurar el nuevo cuartel y la Casa de los oficiales del Ejército construidos por la firma Garibaldi, los trabajos no habían sido terminados.

Qué diferencia con el penoso espectáculo de Alan García Pérez en sus últimos días de gobierno. El ego colosal del presidente nos sumió en un festín de falsas inauguraciones. Tacna no fue ajena a su desesperado afán de protagonismo. (...)