junio 20, 2015

El Evangelio de Tomás

Considerado por la Iglesia Católica como apócrifo, este evangelio permaneció en el olvido hasta que encontraron los manuscritos en la localidad de Nag Hammadi, en el año 1945. Algunos piensan, por su estilo sencillo y dedicado exclusivamente a las enseñanzas de Jesús, que este evangelio es anterior a los canónicos.

Como suele decirse en la introducción de cierta película: "la historia prefiere las leyendas, a los hombres". Mientras que los canónicos nos cuentan la historia de Jesús, tanto su vida como sus enseñanzas, el de Tomás está exclusivamente dedicado a las enseñanzas.

Si tenemos que compararlo con algún escrito conocido, puede ser con el libro Tao Te Ching, siendo este último de extrema belleza. Pienso que la diferencia radica en que Lao Tsé escribió en términos de observador y estudiante humilde y amoroso del objeto de su estudio; en tanto que el Jesús del Evangelio de Tomás, parece encarnar lo que Lao Tsé ama.

Felizmente un grupo de actores decidió llevarlo a Youtube y lo tenemos como libre acceso, pero es probable que no podamos entender nada de lo que aquí se dice. Al parecer, estos videos fueron conducidos por un grupo de gnósticos, quienes obviaron la traducción de cierta palabra; entonces cuando aparezca el término griego gnosis, simplemente entendamos su traducción literal en el español, que es conocimiento.

Veamos los videos. Pero si prefieren leerlo, pueden revisarlo en El Evangelio de Tomás.