agosto 30, 2008

El Niño de la Calle


Como recuerdo aquel niño
Que triste vino hacia mi
Con carita de molesto
y reclamándome asi.

Usted que canta corridos
¿Por qué no canta una historia de mi?
Yo soy el niño indeseable
Que desprecian por ahí.

Yo soy el niño de la calle
Que lucha para vivir
Y vine hasta la frontera
Pero sin querer venir.

Arrastrado por mis padres
Dizque por un porvenir
Por mi no hubiera venido
Yo era feliz donde estaba.

Tenia tres abuellitos
Mis primos con que jugaba
Un perro, y un guajolote
Y un arroyo en que nadaba
Mi hermanita no habia muerto
Mi apa y mi ama se adoraban.

Un dia por la mañana
Despues de haber ido a misa
Mi apa le dio a la familia
Aquella triste noticia.

Ya no aguanto la pobreza
Nos vamos pa' el otro lado
Quiero juntar un dinero
Aunque se de mojado.

Es por ustedes mis hijos
Me dijo casi sonriendo
Es muy pesada la vida
Como la estamos viviendo.

Y yo que los quiero tanto
He de encontrar la ocasión
Para que vayan creciendo
Con muy buena educacion.

Una semana después
En el viaje todavía
Se nos murio mi hermanita
Dizque de una pulmonía.

Le faltaron medicina
Pues dinero ya no había
Mi ama también de tristeza
Por poquito y se moría.

Llegamos a la frontera
Nomas a puro penar
Mi mamacita querida
Aqui se vino a enfermar.

Y mi 'apa nos dijo jurando
Que iba a luchar sin parar
Pa' los Estaos Unidos
Muy pronto hacernos cruzar.

Mis abuelos y mi casa
Se quedaron uy muy lejos
Pero aqui traigo en el alma
Las lágrimas de mis viejos.

Aqui ni cuando jugar
Y la escuela pues ya luego
Ahora empecé nuevo oficio
Ora soy un traga fuegos.

Ese tabaco apestoso
Y los polvos y las tachas
Por aqui es lo principal
Pa' gabachos y gabachas.

Que si mi jefe me viera
Me da risa de tristeza
Como me voy educando
En medio de la bajeza.

Mi padre cruzo esa barda
Hizo un hoyo por abajo
Triste muy serio me dijo:

"Ahi le encargo a su mamita
Yo me voy a buscar trabajo."
Ya complete los diez años
Y hace tres se fue al carajo.

Y yo me quiero hacer cargo
Desde ese dia se lo juro,
Pero no puedo solito
Deveras se me hace duro.

Ya me muero por crecer,
De por si yo soy chaparro,
Del dinero, donde esté
Y si se dejan lo agarro.

Ahí esta la barda maldita
De mi 'apa nada supimos
Y nunca va darse cuenta
Que tanto por el sufrimos.

Lo extrañamos todo el tiempo
Tienen que haberlo matado
De no haber sido por eso
No me hubiera abandonado.

Autores: "Los Tigres del Norte"

Enviado por Cahuide

Los animales si piensan


Esta fotografía muestra a una doberman lamiendo a un bombero exhausto.

El la acaba de salvar del fuego en su casa, la rescato cargándola afuera de la casa hacia el jardín, mientras continuaba luchando contra el incendio. Ella esta preñada. El bombero estaba asustado al principio, porque nunca había estado cerca de un doberman. Cuando finalmente acabó combatiendo el incendio, se sentó para recuperar el aliento y descansar.

Un fotógrafo de el periodico "El Observador" de Charlotte, Carolina del Norte , vió a esta doberman observando al bombero desde una distancia.

La vió caminar de frente hacia el bombero y se pregunto que iba a hacer. Cuando levantó su cámara, ella se acerco al cansado hombre que había salvado su vida y la de sus cachorros y lo besó en el momento en que el fotógrafo disparó su cámara.

Y dicen que los animales no piensan...

Enviado por Fresita

agosto 21, 2008

Juegos

1. ¿Quieres probar que tan buena es tu memoria?



2. En este juego tienes que formar 1 color con 3 bolillas para que se anulen. Usa el teclado para desplazarte.



3. Haz clic en cuando veas 3 o más cuadrados con el mismo color.



4. No dejes que la computadora forme un cierre un cuadrado...

agosto 18, 2008

Carta de un "ex" a su "ex"

Querido Ex-Esposo,

Te estoy escribiendo esta carta para manifestarte que he decidido dejarte, para bien de los dos. He sido una buena mujer para ti estos siete años, y sin embargo no puedo mostrar nada bueno que me haya tocado a mí. Estas dos últimas semanas han sido un infierno: Tu jefe llamó para decirme que habías renunciado al trabajo hoy, y eso fue lo máximo que pude soportar.

La semana pasada, viniste a casa y no me mencionaste nada acerca de mi corte de cabello y el arreglo de mis uñas; cociné tu comida favorita y hasta usé un nuevo negligé. Llegaste a casa y comiste en dos minutos, y te fuiste directo a dormir después de ver el juego de pelota. No me dices más que me amas, no me tocas ni nada. O me estás engañando con otra o no me amas más. Cualquiera que sea el caso, me quiero ir, te abandono.

P.D. No trates de buscarme. Tu hermano y yo nos mudamos a Barquisimeto juntos. Que tengas una buena vida.
Tu ex-esposa.

-------------
Querida Ex-Esposa,

Nada me hubiera causado mayor alegría que recibir tu carta.

Es verdad que tú y yo hemos estado casados 7 años, aunque eso no significa que hayas sido una buena mujer. Todo lo contrario. Yo miro mucho los juegos para tratar de ahogar el aburrimiento que me causan tus constantes quejas y malas actitudes.

Qué malo que no funcionó nuestro matrimonio, porque yo si te amaba. Yo si noté que te habías cortado tu cabello, y la primera cosa que me vino a la mente fue: ¡¡¡Luce como un hombre!!! Pero mi madre me enseñó que si no puedo decir algo bueno de alguien, es mejor no decir nada. Cocinaste mi comida favorita, debes haberme confundido con mi hermano, porque yo dejé de comer cerdo hace casi 7 años. Me fui a dormir cuando te pusiste ese negligé, porque la etiqueta con el precio todavía estaba pegada a la prenda.

Recé pidiendo que fuera coincidencia que mi hermano me pidió prestados $200.000 esa misma mañana y la etiqueta de tu negligé marcaba $199.000 Después de todo esto, como todavía te amaba, sentí que todavía podíamos resolver lo nuestro. Así, que cuando descubrí que me había ganado el Baloto de 50 millones de Soles, renuncié a mi trabajo para tener todo el tiempo para tí, y además compré dos boletos para Europa. Pero cuando llegué a casa, tú te habías marchado. Todo ocurre por una buena razón, creo. Espero que tengas la vida que siempre deseaste.

Mi abogado dice que por la carta que me dejaste, no recibirás ni un centavo de mi, así que cuídate mucho.

P.D. No se si alguna vez te comenté esto antes, pero mi hermano, Sergio, cuando nació, se llamaba Sonia. Confío en que esto no será un problema ya que el injerto quedó bastante real.

Firmado, Rico y Libre!!!!
Tu Ex.

Autor anónimo
Enviado por Cahuide

Gran fiesta de confraternidad


El equipo del canal #Tacna se complace en invitar a todos los usuarios de nuestro querido canal a la reunión de confraternidad:

Día     : Martes 20 de agosto.
Hora   : 09.00 P.M.
Lugar  : Plaza de la Mujer.
Motivo: Presentación de la Gran Fiesta de Confraternidad

Para los que no puedan asistir a la reunión, les indicamos cómo llegar a la Gran Fiesta de Confraternidad:

Día     : Sábado 23 de agosto.
Hora   : 09.00 P.M.
Lugar  : "Cañonazo" (costado del BCP frente al Mercadillo Bolognesi).
Motivo: Gran Fiesta de Confraternidad.

¡No falten!

agosto 17, 2008

El diario de un perro

Semana 1:

Hoy cumplí una semana de nacido, ¡Qué alegría haber llegado a este mundo!

Mes 01:

Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.

Mes 02:

Hoy me separaron de mi mamá. Ella estaba muy inquieta, y con sus ojos me dijo adiós. Esperando que mi nueva "familia humana" me cuidara tan bien como ella lo había hecho.

Mes 04:

He crecido rápido; todo me llama la atención. Hay varios niños en la casa que para mí son como "hermanitos". Somos muy inquietos, ellos me jalan la cola y yo les muerdo jugando.

Mes 05:

Hoy me regañaron. Mi ama se molestó porque me hice "pipí" adentro de la casa; pero nunca me habían dicho dónde debo hacerlo. Además duermo en la recámara... ¡y ya no me aguantaba!

Mes 06:

Soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar; me siento tan seguro, tan protegido. Creo que mi familia humana me quiere y me consiente mucho. Cuando están comiendo me convidan. El patio es para mi solito y me doy vuelo escarbando como mis antepasados los lobos, cuando esconden la comida. Nunca me educan. Ha de estar bien todo lo que hago.

Mes 12:

Hoy cumplí un año. Soy un perro adulto. Mis amos dicen que crecí más de lo que ellos pensaban. Que orgullosos se deben de sentir de mí.

Mes 13:

Qué mal me sentí hoy. "Mi hermanito" me quitó la pelota. Yo nunca agarro sus juguetes. Así que se la quité. Pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes, así que lo lastimé sin querer. Después del susto, me encadenaron casi sin poderme mover al rayo del sol. Dicen que van a tenerme en observación y que soy ingrato. No entiendo nada de lo que pasa.

Mes 15:

Ya nada es igual... vivo en la azotea. Me siento muy solo, mi familia ya no me quiere. A veces se les olvida que tengo hambre y sed. Cuando llueve no tengo techo que me cobije.

Mes 16:

Hoy me bajaron de la azotea. De seguro mi familia me perdonó y me puse tan contento que daba saltos de gusto. Mi rabo parecía reguilete. Encima de eso, me van a llevar con ellos de paseo. Nos enfilamos hacia la carretera y de repente se pararon. Abrieron la puerta y yo me bajé feliz creyendo que haríamos nuestro "día de campo". No comprendo por qué cerraron la puerta y se fueron. "¡Oigan, esperen!" Se... se olvidan de mí. Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas. Mi angustia crecía al darme cuenta, que casi me desvanecía y ellos no se detenían: me habían olvidado.

Mes 17:

He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa. Me siento y estoy perdido. En mi sendero hay gente de buen corazón que me ve con tristeza y me da algo de comer. Yo les agradezco con mi mirada y desde el fondo con mi alma. Yo quisiera que me adoptaran y seria leal como ninguno. Pero solo dicen "pobre perrito", se ha de haber perdido.

Mes 18:

El otro día pasé por una escuela y vi a muchos niños y jóvenes como mis "hermanitos". Me acerqué, y un grupo de ellos, riéndose, me lanzó una lluvia de piedras "a ver quien tenia mejor puntería". Una de esas piedras me lastimó el ojo y desde entonces ya no veo con él.

Mes 19:

Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían más de mí. Ya estoy muy flaco; mi aspecto ha cambiado. Perdí mi ojo y la gente más bien me saca a escobazos cuando pretendo echarme en una pequeña sombra.

Mes 20:

Casi no puedo moverme. Hoy al tratar de cruzar la calle por donde pasan los coches, no me arrolló. Según yo estaba en un lugar seguro llamado "cuneta", pero nunca olvidaré la mirada de satisfacción del conductor, que hasta se ladeó con tal de centrarme. Ojalá me hubiera matado, pero solo me dislocó la cadera. El dolor es terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultades me arrastré hacia un poco de hierba a ladera del camino.

Mes 21:

Tengo 10 días bajo el sol, la lluvia, el frío, sin comer. Ya no me puedo mover. El dolor es insoportable. Me siento muy mal; quedé en un lugar húmedo y parece que hasta mi pelo se está cayendo. Alguna gente pasa y ni me ve; otras dicen: "No te acerques" Ya casi estoy inconsciente; pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos. La dulzura de su voz me hizo reaccionar. "Pobre perrito, mira como te han dejado", decía... junto a ella venía un señor de bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "Lo siento señora, pero este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir." A la gentil dama se le salieron las lágrimas y asintió. Como pude, moví el rabo y la miré agradeciéndole me ayudara a descansar. Solo sentí el piquete de la inyección y me dormí para siempre pensando en por qué tuve que nacer si nadie me quería.

La solución no es echar un perro a la calle, sino educarlo. No conviertas en problema una grata compañía. Ayuda a abrir conciencia y así poder acabar con el problema de los perros callejeros.

Autor anónimo

Enviado por Fresita

Bellísima y conmovedora historia de Bonita

Anoche tuve un sueño, no sé si soñé o realmente morí....fué algo que nunca antes me había pasado, cerré mis ojitos como todas las noches y al tiempo me encontré caminando por un sendero lleno de luz, un hermoso aroma flotaba en el aire y al final del sendero estaba un hombre, todo vestido de blanco...era tan hermoso¡¡, y por alguna razón no sentí miedo y me acerqué a El.

- Hola! - me dijo, yo pensé que le hablaba a alguien más, generalmente las personas no nos hablan. Así que voltee para atrás y ví que no había nadie más que yo...

- Me hablas a mí???

- Sí, a tí a quién más??-

Wow!!! pensé, me escuchó!!!.

- En dónde estoy? - pregunté.

- En un lugar en donde ya no tendrás hambre, ni frío, ni nadie será nunca más cruel contigo.

- Algo así como el cielo?

- No algo así, estás en el cielo.

- Pues no dicen los humanos que ellos son los únicos que van al cielo?? que nosotros los animales solo somos polvo y no tenemos alma.

- El me sonrío.

- Y qué saben ellos?? pobres, creen que el mundo y sus criaturas están para someterse a ellos, son tan pequeños y tan ignorantes.

- Entonces...mmm, estoy muerta??

- No lo veas así chiquita, no te has ido de casa, has vuelto a ella.

- Ah, ya veo..., bueno a fin de cuentas nunca tuve una casa, qué más da?

- Pero ¿cómo? ¿no estás contenta? te acabo de decir que aquí todo será felicidad para tí y te veo triste ¿por qué?.

- Porque yo soñaba que algún día "alguien" me iba a querer, que iba a tener una familia, con niños y todo, que me iban a sacar a pasear, que iba a ser importante para alguien...

- Pero aquí serás importante para Mí, no necesitarás más que alguien te quiera, yo te quiero, siempre te he querido.

- Pero tú quieres a todo el mundo, a los malos a los buenos, a los feos y a los bonitos y yo quiero ser "especial".

- Pero eres especial para mí, ¿no lo comprendes?.

- mmmm...si.

- Pero sigues triste, no lo entiendo.

- Señor, perdóname, no quiero ser malagradecida, mi vida ha sido triste, cuando nací me separaron de mi mamá, al principio parecían quererme, pero un día me sacaron a jugar a un parque, yo corría feliz, y cuando quise volver a casa, ellos ya no estaban!!...no supe como volver, pensé que me buscarían y me quedé varios días en el mismo lugar, pero nunca llegaron, era tanta mi hambre que empecé a vagar en busca de alimento, a veces encontraba algún trozo de "algo" en la calle, a veces me aventaban comida, hasta oía a la gente que decía "mira, pobrecita, debe estar perdida", claro...eso fué cuando estaba bonita.

- Cómo es eso? eres bonita aún.

- Vamos Señor, eres tan bueno, pero seamos sinceros, después de "aquello" ya no volví a ser la misma...una tarde en un parque me acerqué a un grupo de muchachos que platicaban y se reían, llegué moviendo mi colita y ellos me acariciaron, seguían riéndose, me ofrecieron un pedazo de pan, después de un rato uno de ellos me amarró algo en la boca, una liga creo, se rieron de nuevo, después se levantaron y se fueron, yo los seguí, creí que querían invitarme a su casa... uno de ellos volteó a verme y me dijo "ya vete", yo insistí y los seguí, y al rato otro de ellos tomó una piedra del piso y me la lanzó, logré esquivarla pero comprendí que de verdad no me querían con ellos, así que me alejé de ahí.

Ya solita intenté quitarme la liga que me habían puesto en mi hociquito, pero no pude, ni ese día ni muchos otros, ya ni siquiera podía comer!!!,después comencé a oler mal, la gente me veía raro y se alejaban, no volví a ver ni una mirada de compasión, me miraban con asco, con desconfianza, yo no sabía qué era lo que había hecho mal.

Despues empecé a sentirme muy débil, tanto que permanecí hechada esperando que todo terminara, y entonces...un día...se me acercó un señor, yo ya no hice ni por mover la cola, pensé que se iría, que me miraría con asco, pero sin embargo se agachó y me abrazó, se me quedó viendo con rabia en los ojos y me dijo "¿quién fué el hijo de la .... que te hizo esto?", en lugar de dejarme en el mismo lugar me llevó con él, yo me dormí en sus brazos, me sentí segura, y la verdad ya no me importaba mi suerte.

Llegamos a un lugar en donde escuché muchas ladridos de perros, entramos y efectivamente había perros por doquier, chiquitos y grandotes, todos saludaban al señor y el con cariño los apartaba de mí para que no me fueran a lastimar. Me acostó en su cama y con cuidado cortó la liga ¡¡¡no sabes que dolor y que apeste!!! hasta pena me dió... pero el señor me lavó y me puso una cosa que ardía horrible, después me dio de comer y de beber ¡no sabes cómo lo disfruté¡, además esa noche dormí con él en su cama, me acariciaba y no parecía darle asco que oliera feo, al día siguiente me llevó con el doctor que no puso buena cara cuando me vió, la piel de mi hociquito estaba podrida y empezó a caérseme a pedazos¡¡¡

Señor, sabes lo que es eso??? mis dientes y mis colmillos quedaron expuestos!!! ahora parece que soy un animal feroz, un engendro, soy muy fea, muy fea...

- Estás segura?- me ofreció un espejo y ví que no tenía nada, que era perfecta!!!

- Wow!!! ¿Cómo lo hiciste?

- Ya te dije que aquí no sufrirás más.

- Pero estoy muerta!!! y nadie nunca me quiso!!! no entiendes lo que eso significa para mi???

- Si, si te entiendo, porque yo tambien me alegro con el amor de los hombres, cuando dan amor sincero, son tan bellos como los mismos ángeles!!!, pero dime chiquita, no te veo feliz, dime ¿Qué es lo que puedo hacer por tí?.

- Ayúdame señor, regrésame a la tierra, quiero ser amada por un humano antes de volver a tí!!!

- Pues está ese señor que te rescató, porqué no te quedas con él?

- Si, pero él tiene muchos perros!!! y yo veo que algunos se van solitos con su nueva familia y él los entrega porque sabe que vivirán mejor, yo quiero ESO, quiero ser especial, quiero vivir en una casa para mí solita, con unos niños que solo me quieran a mí, quiero ser de ALGUIEN, quiero ser especial.

- Ajá, ya te entendí...puedo regresarte si quieres, pero hay una cosa que debes saber...

- Dime, lo que sea...

- Volverás a la tierra igual que como estabas...

- Pero ¿porqué? tu lo puedes todo¡¡, me puedes curar.

- Si podría, pero irás con una misión especial...

- ¿Cómo es eso?

- Irás con la misión de tocar un corazón humano de tal manera, que se olvide de tu defecto, que solo vea en tí una vida que salvar y que amar,vas a ayudarme a entrar en el corazón de esa persona, tu misión será hacer a una persona "más humana", después de amarte tal y como eres ya no volverá a ser la misma, verá las cosas de una manera diferente, su vida se llenará de amor.¿Qué dices? ¿aceptas?.

- Si señor, si acepto, voy a cumplir tu misión, a fin de cuentas si tu confías en lo humanos yo tambien lo haré, si son hijos tuyos tienen que ser buenos, aunque a veces ellos mismos no saben lo buenos que pueden ser.

- Si mi chiquita, así es...anda pues, vuelve por el sendero por el que llegaste, cumple tu misión de amor y recuerda que aquí siempre habrá un lugar para tí.

- Gracias señor, eres muy bueno, les contaré a los demás perros que sí nos quieres y que tenemos un lugar contigo, se pondrán tan felices!!!!!!

- Bueno bonita, ve, ve que yo te estaré esperando cuando tu misión termine...

"Bonita", me dijo bonita, casi no quería irme, salté varias veces sobre su túnica blanca, EL me abrazó, le dí un gran lenguetazo y después corrí por el sendero emocionada por cumplir mi misión, que importa que yo sea una perrita fea si con mi fealdad logro embellecer el alma de una persona, tal vez "esa" persona me vea con otros ojos, me vea con su alma y descubra la hermosa que SOY.

Los ladridos de los demás perros me despertaron, había vuelto al mundo, a cumplir mi misión.....

¿Quieres ayudarme en esta misión de amor?? mañana recibirás mi fotografía, tal vez tu corazón sea tan bello que me encuentres bonita, tal vez tú si puedas descubrir lo hermosa que soy.

358-0029, llama, te estaré esperando...

"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar,pero el mar seria menos si le faltara esa gota"...

Madre Teresa de Calcuta.

Enviado por Fresita

agosto 12, 2008

¿Van al cielo los animales?

Podrás tener la respuesta después de Leer el pequeño Texto que esta más abajo y que Tiene por Título "El Cielo" y Para todos aquellos que tienen pensado abandonar su mascota, lean lo que Paulo Cohelo escribió.

El Cielo

Un hombre, su caballo y su perro, iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un enorme árbol, cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta d que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales; a veces, los muertos tardan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición.

La carretera era muy larga, colina arriba, el sol era muy fuerte, estaban sudados y sedientos. En una curva del camino vieron un portal magnífico, todo de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde manaba un agua cristalina. El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada.

-Buenos días

-Buenos días -respondió el guardián.

-¿Cómo se llama este lugar tan bonito?

-Esto es el Cielo

-Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos

-Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera. -Y el guardián señaló la fuente.

-Pero mi caballo y mi perro también tienen sed

-Lo siento mucho -dijo el guardián. -Pero aquí no se permite la entrada a los animales

El hombre se llevó un gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo; dio las gracias al guardián y siguió adelante. Después de caminar un buen rato cuesta arriba, exhaustos, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puertecita vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles. A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero; posiblemente dormía.

-Buenos días -dijo el caminante.

El hombre respondió con un gesto de la cabeza.

-Tenemos mucha sed, yo, mi caballo y mi perro

-Hay una fuente entre aquellas rocas -dijo el hombre, indicando el lugar.- Podéis beber tanta agua como queráis.

El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed.

El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.

-Podéis volver siempre que queráis -le respondió.

-A propósito ¿cómo se llama este lugar?

-Cielo

-¿El Cielo? ¡Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!

-Aquello no era el Cielo, era el Infierno

El caminante quedó perplejo.

-¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡Esta información falsa debe de provocar grandes confusiones!

-¡De ninguna manera! En realidad, nos hacen un gran favor: porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos.

Autor: Paulo Cohelo

Enviado por Fresita

El Sol y la Luna

Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dió un toque final... ¡el brillo!

Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían...

La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza "ASTRO REY" pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aún así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad...

Y Dios... en su gran compasión... creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así... separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró... porque es mujer y una mujer tiene fases... Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL... fue en ese instante cuando El creó el Eclipse.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

Ahora ya sabes... esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capaz de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor...

Enviado por Fresita

Carta de un estudiante a sus padres

Queridos papá y mamá,

hace ya tres meses que estoy en la universidad y aún no he escrito. Siento mucho la demora, pero ahora voy a ponerlos al corriente de todo. Antes de continuar, por favor, sientense. No continuen leyendo si no estan sentados ¿vale? Bien.

Ahora ya estoy mejor de la fractura y el traumatismo craneal que tuve al saltar por la ventana de mi cuarto en llamas.

Pasé sólo dos semanas en el hospital, mi visión es ya casi normal y aquéllas terribles jaquecas sólo se repiten una vez por semana. Como el incendio fue causado por un descuido mío, tenemos que pagar 500.000 pesetas a la Facultad por los daños causados, pero eso no es nada, pues lo importante es que estoy vivo.

Felizmente la empleada de la lavandería que está enfrente lo vió todo. Fue ella quien llamó a la ambulancia y avisó a los bomberos. Fue también ella quien fue a verme al hospital y como yo no tenía donde ir ya que mi apartamento estaba reducido a cenizas, tuvo la gentileza de invitarme a vivir con ella. Es un cuarto de un sótano, pero es muy agradable. Ella me dobla la edad, pero estamos perdidamente enamorados, y nos queremos casar. Todavía no hemos fijado la fecha de la boda, pero será antes de que su embarazo sea muy evidente.

Así pues, querido papá, yo también seré papá. Sé cuanto desean ser abuelos y estoy seguro que acogeran a los bebés (esperamos trillizos) con todo el amor y cariño que me diste cuando yo era pequeño. Lo único que está retrasando nuestra boda es una infección que cogió mi novia y que nos impide salir del hospital donde estamos ingresados. Los médicos la llaman sífilis o algo así. Yo también, por descuido, acabe infectándome pero estoy mejor con los antibióticos que me ponen en vena diariamente.

Sé que recibiran a mi mujer con los brazos abiertos y que pronto será una más de la familia, ella es muy amable y aunque no tiene ni los estudios primarios, tiene mucha ambición. Claro que no es de nuestra misma religión, pero sé que ustedes son tolerantes (*). Estoy seguro que la querran tanto como yo.

Como ella tiene más o menos la misma edad, estoy seguro de que se llevaran muy bien y se divertiran mucho juntos, pues como en el apartamento donde vivimos es muy pequeño, pienso regresar a casa con toda mi nueva familia. Sus padres también son muy buenas personas, parece que su padre es un traficante de droga muy famoso de la aldea de África de donde ella es...

Ahora que ya lo saben todo, es preciso que les diga que no hubo incendio ninguno, no tuve traumatismo, ni fractura en el cráneo, no fui al hospital, no tengo novia, no tengo sífilis (*).

La verdad es que saque un cero en física, un dos en matemáticas y un uno en biología y quise enseñarles que existen cosas peores en la vida que sacar notas bajas. Un beso de su hijo.

Enviado por Fresita

(*) Texto suprimido por el Editor.

Dedicado para todas esas personas que sufran cualquier tipo de maltratos, ya sea físico o psicológico

"Para mamá ¿no ves que me haces daño?", le gritaba mientras me pegaba, pero mamá no escuchaba nada, estaba tan borracha que seguía pegándome todo lo fuerte que podía.
Todas las noches le rezaba a Dios para que mamá no bebiera, pero creo que Dios se tapaba las orejas para no escucharme. Yo era muy pequeño y no entendía porque me pegaba ¿qué le había hecho yo?

Ella me pegaba y yo, en cambio, me preocupaba para que no le pasara nada mientras se tomaba una copa detrás de otra, “tranquilo hijo esto me relaja”, esa era la maldita frase que siempre decía. Y vaya que si le relajaba, casi todas las noches eran iguales, o me pegaba y se iba a la cama, o se quedaba dormida encima de sus vómitos.

Lo gracioso es que siempre iba a buscarme al colegio con aquellas gafas de sol y su sonrisa de oreja a oreja, me daba un beso en la mejilla y actuaba como si nada hubiera pasado. Y yo era tan tonto que tan solo con aquel beso ya me hacia sentir mejor. Pero era tan solo un espejismo, cuando llegábamos a casa ella empezaba a comer junto conmigo y en ese momento sacaba su nueva botella de alcohol, era como si aquellas botellas nunca se acababan porque siempre tenía una a mano.

Siempre pensé que mi madre era rica pero que va, cuando crecí me di cuenta de que era una prostituta de lujo, le bastaba con sobársela a dos viejos al mes para ganar lo que cualquier padre de familia gana en tres meses.

Cuando eres niño no te das cuenta de las cosas pero cuando creces lo entiendes todo y es cuando de verdad todo lo que te rodea te desilusiona. Nunca conocí a mi padre, seguramente soy el hijo de uno de los muchos cerdos asquerosos y multimillonarios con el que se acostó mi madre. Pero lo más gracioso es que siempre quise a mi madre, siempre la quise a pesar de todo el daño que me hizo.

Quizás mi madre fue la culpable de que yo me convirtiera en lo que soy ahora. A pesar de que mi madre fue la persona que yo mas he querido en este mundo, no pude incumplir la promesa que me hice a mi mismo de pequeñito. Cuando tuviera suficiente fuerza y valor para matar a mi madre la mataría, y así hice, con 14 años cogí aquel cuchillo y le raje la garganta de lado a lado. Recuerdo que mi madre se desangraba mientras yo lloraba y gritaba “lo siento mama”.

Ahora tengo 16 años y estoy escribiendo mi carta de despedida antes de ahorcarme. Llevo 2 años en este infierno llamado reformatorio y ya estoy harto de sufrir, sufría cuando estaba libre junto a mi madre y sufro ahora encerrado en este lugar. Ya no aguanto más palizas, ya no aguanto más violaciones, lo siento pero no me queda otra alternativa, aun me quedan dos años aquí y unos cuantos mas en la cárcel. Creo que no me merezco este castigo así que espero que sea verdad eso que pone la Biblia de que hay un paraíso.

Un simple niño que nunca supo que era la felicidad.

POSTDATA: Esto no es una historia real sobre mi, que conste que mis padres son unos padres adorables que siempre me han dado todo lo que han podida y más ¡los quiero mucho papis!. Es tan solo una historia inventada, pero aunque sea inventada, habrá muchos casos reales que puedan coincidir de alguna manera con mi historia. Y mi pregunta es, ¿Cómo los padres llegan hasta tal punto con sus hijos? Nunca deberíamos levantarle la mano a nadie y mucho menos a nuestros hijos. Espero que algún día se den cuenta de que los niños son el futuro. Cuida a tus hijos y pasa el suficiente tiempo con el, no creo que sea mucho pedir por su parte.

Enviado por Fresita

agosto 11, 2008

¿Cómo pudiste?

Cuando era una cachorra te entretenía con mis travesuras y te hacía reír. Me llamabas tu niña y a pesar de que te mordí un sinnúmero de zapatos y destruí un par de almohadas, me convertí en tu mejor amiga. Aunque era "mala" me reprendías con tu dedo levantado y me preguntabas "¿Cómo pudiste?", pero después cedías y me tomabas para rascarme la barriga.

Mi entrenamiento dentro de la casa fue más corto de lo que esperaba debido a que estabas terriblemente ocupado, aunque trabajábamos juntos en eso. Recuerdo aquellas noches contigo sobre la cama, me acariciabas la nariz, escuchando tus confidencias, sueños secretos y creía que la vida no podía ser más perfecta.

Hacíamos largas caminatas y corríamos en el parque, paseábamos en carro y parábamos para tomar un helado (sólo me tocaba el cono porque me decías "el helado es malo para los perros"). Tomaba largas siestas bajo el sol esperando tu regreso a casa al final del día.

Gradualmente empezaste a pasar más tiempo en tu trabajo y en tu carrera y buscando una compañera humana. Yo esperaba por ti pacientemente consolando tu corazón roto y tus desplantes. Nunca te reprendí acerca de tus malas decisiones y celebraba con júbilo tu regreso a casa o cuando estabas enamorado.

Ella, ahora tu esposa, no es una persona a la que le agraden los perros, aún así, le daba la bienvenida en nuestra casa al tratar de mostrar afecto y obedecer. Era feliz porque tú eras feliz. Después los bebés humanos llegaron y compartí contigo tu fascinación. Estaba encantada con sus travesuras, con su olor y también quería cuidarlos. Solamente ella y tú se horrorizaban de que pudiera hacerles daño y pasé mucho tiempo desterrada en otra habitación o en mi canasto. ¡Hay! cuánto deseaba amarlos, pero me convertí en una prisionera del amor.

Cuando comenzaron a crecer, fui su amiga, los lamía mientras ellos galopaban sobre mi espalda; con sus dedos hurgaban mis ojos y mis orejas al darme también besos en mi nariz. Amé cada cosa de ellos, sus caricias - porque las tuyas eran poco frecuentes - y los hubiera defendido con mi vida de haber sido necesario.

Me gustaba meterme en sus camas y escuchar sus temores y sus sueños secretos, y juntos esperábamos el sonido de tu carro en la calle. Hubo una época, cuando otros te preguntaban si tenías perro, en que sacabas mi foto de la billetera y les contabas historias sobre mí; pero desde hace pocos años respondes sólo sí y cambias de tema. Yo había pasado de ser "tu perro" a ser sólo "un perro", y te quejabas de cada gasto de mi mantenimiento.

Ahora tienes una nueva oportunidad de carrera en otra ciudad y todos ustedes se estarán mudando a un apartamento donde no permiten perros. Has tomado la correcta decisión por "tu familia", pero hubo una época en la que yo era tu única familia.
Yo estaba emocionada montada en el carro, hasta que llegamos al albergue para animales. Olía a perros y gatos, a miedo y desesperanza. Llenaste el formulario de entrada y dijiste: "sé que encontrarán un buen hogar para ella"; el personal se encogió de hombros con una mirada afligida. Ellos conocían la realidad de los perros o gatos adultos.

Tuviste que separar las manos de tu hijo que sujetaban mi collar cuando él gritó "¡no papá, no permitas que se queden con mi perro!". Me quedé preocupada por él, pero qué lección fue la que le diste a tu hijo acerca de la amistad y la lealtad, acerca del amor y la responsabilidad y del respeto por toda forma de vida. Me dijiste adiós con una palmada en la cabeza, evadiendo mi mirada y amablemente te rehusaste a llevarte mi collar y cadena. Tu tenías un plazo límite y ahora yo también lo tenía.

Después de que me dejaste, dos lindas señoritas dijeron que probablemente sabías desde hacía algunos meses que te mudarías y no habías hecho el intento de encontrarme un buen hogar; ellas movieron sus cabezas y se preguntaron ¿Cómo pudiste?.
En el albergue para perros las personas son atentas con nosotros, siempre y cuando sus horarios lo permitan. Nos dan de comer, pero perdí el apetito hace días. Al principio, cuando alguien pasaba frente a mi jaula, me precipitaba esperanzada de que fueras tú - que habías cambiado de parecer -, que todo esto era una pesadilla... o esperaba que fuera alguien a quien le importara, que pudiera salvarme.

Cuando me di cuenta, no podía competir con los cachorros juguetones, ajenos de su destino, para llamar la atención. Me refugié en un rincón lejano y esperé.
Escuché los pasos de ella cuando vino a recogerme al final del día y caminé tras ella a paso lento por el pasillo hacia una habitación. Una habitación totalmente tranquila. Me colocó en la plancha, acarició mis orejas y me dijo que no me preocupara. Mi corazón latía más rápido de lo acostumbrado, pero también había una atmósfera de alivio. A la prisionera del amor se le acababan los días. Como es mi naturaleza, estaba preocupada por ella. La carga que ella llevaba sobre sí era pesada; y sé que de la misma forma, conocí así todos tus estados de ánimo.

Cuidadosamente ella me colocó un torniquete alrededor de mi pata y lamí su mano de la misma manera que lo hacía para consolarte años atrás. Me aplicó con habilidad una inyección en mi vena, sentí una punzada y un líquido fresco corriendo a través de mi cuerpo, yo caí somnolienta mirando sus lindos ojos, murmurando: ¿Cómo pudiste?.
Posiblemente porque entendió mi habla, ella me dijo "lo siento tanto". Me abrazó y rápido me explicó que su trabajo era asegurarse que fuera a un mejor lugar, donde no sería ignorada, maltratada o abandonada y no tendría que ganarme la vida por mí misma. Un lugar de amor y de luz, muy diferente a este lugar terrenal. Con lo poquito que me quedaba de energía traté de expresarle con la punta de mi cola que mi "¿Cómo pudiste?" no estaba dirigido a ella, era para ti. Yo estaré pensando en ti y esperaré por siempre.

Ojalá que alguien más te muestre tanta lealtad en tu vida.

Autor Jim Willis
Enviado por Fresita

agosto 09, 2008

Peruanos en las Olimpiadas


Delegación Peruana:

1. Carlos Zegarra (23) Judo
2. María Luisa Doig (16) Esgrima
3. Claudia Rivero (23) Bádminton
4. Paloma Schmidt (21) Vela
5. María Portilla (32) Maratón
6. Peter López (26) Taekwondo
7. Valeria Silva (22) Natación
8. José Crescimbeni (17) Natación
9. Constantino León (32) Maratón
10. Marco Matellini (36) Tiro al vuelo
11. Louis Tristán (24) Salto largo
12. Sixto Barrera (23) Lucha grecorromana
13. Cristina Cornejo (22) Levantamiento de pesas

Fechas y horarios de las presentaciones de los deportistas peruanos:

8 de agosto
  8:00 pm. Claudia Rivero, bádminton
9 de agosto
  9:00 pm. Claudia Rivero, bádminton
10 de agosto
  6:08 am. Emmanuel Crescimbeni, natación
  9:00 pm. Claudia Rivero, bádminton
  9:30 pm. María Luisa Doig, esgrima
11 de agosto
  12:00 am. Paloma Schmidt, vela
  11:01 pm. Emmanuel Crescimbeni, natación
12 de agosto
  12:00 am. Paloma Schmidt, vela
  8:30 pm. Sixto Barrera, lucha
  9:00 pm. Claudia Rivero, bádminton
  9:18 pm. Emmanuel Crescimbeni, natación
13 de agosto
  12:00 am. Paloma Schmidt, vela
  12:30 am. Marco Matellini, tiro
  9:53 pm. Valeria Silva, natación
14 de agosto
  11:00 pm. Carlos Zegarra, judo
  9:00 pm. Claudia Rivero, bádminton
  9:09 pm. Valeria Silva, natación
15 de agosto
  12:00 am. Paloma Schmidt, vela
  6:00 am. Cristina Cornejo, levantamiento de pesas
  7:00 am. Louis Tristán, salto largo
  8:00 pm. Marco Matellini, tiro
  9:00 pm. Claudia Rivero, bádminton
16 de agosto
  12:00 am. Louis Tristán, salto largo
  12:00 am. Paloma Schmidt, vela
  6:30 pm. María Portilla, Maratón
17 de agosto
  7:10 pm. Louis Tristán, salto largo
18 de agosto
  12:00 am. Paloma Schmidt, vela
20 de agosto
  9:36 pm. Peter López, Taekwondo
23 de agosto
  6:30 pm. Constantino León, maratón

Elaborado por: Cahuide

agosto 03, 2008

"El Perú es más grande que sus problemas"

Nuestro querido historiador Don Jorge Basadre, tacneño de corazón, escribió décadas atrás, frases que siempre debemos recordar:

"Toda la clave del futuro está allí; que el Perú escape del peligro de no ser sino una charca, de volverse un páramo o de convertirse en una gigantesca fogata. Que el Perú no se pierda por la obra o la inacción de los peruanos".

“Pero, a su vez, un país sano necesita ofrecer a su propia juventud perspectivas amplias, posibilidades abiertas, colaboración efectiva en el quehacer común. De modo que el problema no es sólo el progreso material, de reformas sociales, de organización estatal. Es también problema de renovación de valores, de fervor espiritual, de capacidad de entusiasmo, de mística colectiva”.

Y una de las frases más populares en nuestro país, que nos alienta a seguir esforzándonos por un futuro y un presente mejor:

“El Perú es más grande que sus problemas”


Elaborado por: Cahuide