febrero 04, 2012

¿Ser de izquierda o de derecha?

Esta es una historia que ha circulado como una cadena de emails, y aunque es un ejemplo extremista, basta para ejemplificar lo que deseaba dar a entender el autor:
Silvia es una estudiante universitaria muy aplicada y se esfuerza por conseguir su titulo profesional; sin embargo, en la universidad en la que estudia es muy común escuchar a los jóvenes identificarse con las ideas del materialismo histórico y la dialéctica de Karl Marx.

Un día, Silvia decide enfrentar ideológicamente a su papá, quien defiende las ideas de derecha; preguntándole porque él defendía esas ideas de explotación a los mas pobres y la injusta distribución de la riqueza; su padre como queriendo evadir el tema le pregunta a su hija: ¿Cómo te va en los estudios hijita? Muy bien le responde ella muy orgulla, tengo un promedio de 18 en mis cursos, pero eso sí, para lograrlo no voy a fiestas, no tengo novio, duermo solo 5 horas al día, no salgo mucho y creo que eso me ha servido para lograr ser una de las mejores alumnas de mi promo. ¡Que bien! Le responde su padre. ¿Y a tu amiga Soledad como le va? Muy mal, tiene un promedio de 08, es que ella sale mucho, no hay fiesta que se pierda, estudia lo mínimo y tiene un enamorado vago que mucho la inquieta, no creo que se gradúe.

Su padre le propone: ¿Entonces por qué no le solicitas al rector de la universidad, cederle a Soledad 5 puntos de tus calificaciones y así ambas tengan 13, logrando una equitativa redistribución de las notas? ¡Que dices, estás loco! Como vas a pedirme eso, si yo me rompo el alma estudiando esforzándome dia a dia para ser una prosesional, Sole es mi mejor amiga, pero no por eso le voy a dar a una vaga y ociosa, lo que tanto me costó conseguir. Su padre feliz le dió un fuerte abrazo y le dijo: ¡Bienvenida a la derecha hija mía! (Autor: Anónimo)
Por supuesto, la realidad es más compleja que esta historia. En la vida diaria, los rectores le quitan puntos a unos estudiantes para dárselas a otros mediante decreto o a veces por la fuerza. Siempre con el mismo ejemplo, hay otros grupos que se esfuerzan por distraer concientemente a muchos estudiantes y les dan las respuestas del próximos examen a los que obtienen las mejores notas.

En fin, la realidad es tan distinta de la que se muestra con el ejemplo de las notas de un estudiante, sin embargo puede ser válido en el sentido meritorio, de los que merecen y los que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario