marzo 05, 2019

Adiós pequeño amor


El cielo todavía está oscuro, pero ya las aves cantan.
Estoy despierto hace tres horas escuchando música nostálgica,
y no puedo evitar pensar en ti, mi dulce desconocida.

Te amo en el silencio de las noches
Te pienso en el secreto de mis pensamientos.
Pido perdón cada largo día que espero.

¿Dónde estarás? ¿Sueñas conmigo, como yo contigo?
No he dejado de pensarte, ni de esperar un feliz encuentro.
Pero no sucederá porque hace tiempo que me negaste.

Nadie sabe quién eres y nadie lo sabrá.
Ahora estamos tan lejos, y cada día lo estamos más.
Sólo yo he descubierto que este universo es frío y distante.

No hay un lugar en este mundo, o en otro, donde pueda olvidarte.
No puedo regresar el tiempo y nadie lo hará.
Esto no tiene remedio, no hay marcha atrás.

Pero por qué, por qué quisiera tu presencia,
si toda mi vida es un sufrido error.
Y aún en mi maldad, necesito saber de ti.
 
Aunque no estuviste ni estarás, sigo esperando...
pero ya no a ti, solamente el final de esta triste melodía,
el adiós definitivo, la eterna liberación.

No, no eres tú, soy yo.
Mis demonios me atormentan; no soporto esta mediocridad.
Adiós pequeño amor, adiós.

 Adrian Anantawan Schindler's List

1 comentario:

  1. Ni Nadie lo sabrá ..., sólo importa que lo sepa ella, sea quien sea, y no sólo una vez que se pueda olvidar.

    ResponderEliminar