abril 20, 2018

Ahora sí quiero amar

Con el roce de nuestras vidas,
en la aspereza de nuestra compañía,
el bronce se bruñe hasta brillar.
Y al percatar que la luz refleja en mí,
empecé a amarte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario