julio 22, 2017

Flor ausente

¿Qué será de mi dulce y pequeña Rosa, en medio de esta noche, cuando mis sentimientos se agitan como el viento que baja desde la montaña, y revuelve las ramas de los ficus de nuestro jardín?

¿Dónde estará cuando la música nostálgica me conmueve, y el frío de la noche se confunde con el hielo de esta soledad?

¿Cómo abrigarás tu espalda, si el calor de mi pecho hoy no roza con tu piel? ¿Cómo cubriré tus brazos con los míos, cuando sólo tu ausencia me acompañará hasta el amanecer?

¿Cuándo mis manos acariciarán tu suave rostro; y cuándo la fragancia de tu presencia, volverá para llenar ese vacío que dejaste en mi descuidado corazón?


No hay comentarios:

Publicar un comentario