diciembre 06, 2008

" EL DOLOR DE LA INTOLERANCIA, ESTÁ EN LA INCOMPRENSIÓN DE LA INTELIGENCIA".


La verdad, es el manifiesto expreso de una palabra llena de amor, por que este expone un sentimiento y refleja un pensamiento que motiva una acción... ésta es la esencia de la propia verdad no son los pensamientos simplemente lo que unen a las personas, ni tampoco los sentimientos, es la conjugación de estos dos hechos fusionados desde el más intenso de los respetos, no cabe la menor duda, de que a todo el mundo por igual, le pueda gustar o no lo que hagas, no cabe la menor duda que no todo el mundo pueda pensar por igual lo que razones o expreses y no cabe la menor duda de que no todo el mundo pueda sentir las cosas de la misma manera que tú, lo que sí es verdad, que las cosas se comparten, se hacen o no, se leen o no, se escuchan o no, se critican o no pero desde la perspectiva y el deber obligado de la educación, diálogo, verdad, confianza y la humildad, NADIE ESTÁ EN POSESIÓN DE LA PRECIADA VERDAD, por lo tanto somos todos aprendices de todos y maestros de la nada, dados a aprender de nuestro errores, de nuestras inquietudes, conocimientos, hechos, circunstancias y experiencias en la vida, en el pensar y el sentir de la misma, sin reírnos de nadie , sólo riéndonos todos de todos, o de nosotros mismos, inclusive y de estar llorando por todo, desde el respeto y la construcción de hacer algo mucho mejor de lo que ya o hasta ahora conocemos, o hemos conocido.

No vale extenderse en palabras para complacer a la gente; lo que cuenta es desarrollarse con grandes elógios y apoyo de las personas que nos importan y a quienes le importamos, construir el mundo que creemos bueno, cordial, afable, confiado, didáctico, constructivo y siempre desde la creencia, la devoción y la entrega consumada en el respeto y la crítica constructiva que no es destructiva...

2 comentarios:

  1. Como escribió Platón en uno de sus Diálogos: "el más sabio entre los hombres es aquel que reconoce que su sabiduría no es nada".

    ResponderEliminar
  2. Cuando no existe circunstancia, manera, hecho o forma de mantener la mente ocupada, "eso cuando se tiene", (que algunos no lo saben, ni saben que es), la mejor manera es satisfacer sus instintos primarios. Dedicado a los cobardes póstumos, a los anónimos, a los insustanciales

    ResponderEliminar